miércoles, 24 de agosto de 2011

Basta una palabra

¿Siete palabras? Basta con una: Dios. La gran palabra.
Las seis restantes son satélites que giran en la órbita del gran astro.

En "La rosa y el fuego", de Ignacio Larrañaga. 

lunes, 15 de agosto de 2011

EL DÍA POSITIVO

¡QUE NO LE DIGAN! ¡QUE NO LE CUENTEN!
 
¿Está harto de las celebraciones con trasfondo comercial?
 
¿Es usted de los que NO festejan el día de San Valentín, ni el día de la madre o del padre, y tampoco el día del abuelo porque todo es consumismo?
 
Si la respuesta es SÍ, este mensaje es para usted
 
LE PROPONEMOS FESTEJAR “EL DÍA POSITIVO”  ESTE 28 DE AGOSTO
 
Sólo hay una condición, ¡NO COMPRAR NADA!
 
Sí, leyó bien, ¡NO COMPRAR NADA!
 
EL “DÍA POSITIVO” TIENE LA FINALIDAD DE EXPRESAR SU AFECTO Y ADMIRACIÓN HACIA LOS DEMÁS, SIMPLEMENTE OBSEQUIÁNDOLE UN ABRAZO, UNA SONRISA O UNAS PALABRAS DE AFECTO
 
Pero si usted es amante de “obsequiar” algo material, entonces la condición será que USTED MISMO ELABORE EL OBSEQUIO: un bocadillo, un postre, una tarjeta, alguna manualidad, un poema, un dibujo, una canción…, lo que usted desee, ¡PERO SIN COMPRAR NADA! Sólo utilizando su talento y los materiales ya disponibles.
 
¡SONREÍR NO CUESTA NADA!
¡AMAR NOS RECONFORTA!
¡DARSE NOS ENRIQUECE!
 
¡SÚMESE A ESTA INICIATIVA Y PASE LA VOZ!
 
ATENTAMENTE
 

DIANA DEL SUR @Nuada Sword

FABS @FabsEmilia

viernes, 5 de agosto de 2011

Caballos

Hace un rato leí este poema en una revista que casualmente recuperé de un mostrador en una librería. Me gustó muchísimo. Aquí lo comparto.

Caballos - de Luis Fernando Chueca

El único destino es seguir errante,
y no volver la mirada.

Ten cuidado con los vientos del invierno.
Ten cuidado con las bestias con más fuerzas
que las tuyas.

Por lo demás, todo está dicho
el hijo del caballo debe buscar sus territorios
y conseguir sus propios alimentos.

El asunto es que no vuelvas la mirada;
y detenerte
-cada vez que creas necesario-
a descansar.

Y recordar, pero sin melancolía.

Irás aprendiendo
poco a poco
la sabiduría del camino.

No lo olvides
el hijo del caballo debe hacerse
a sí
caballo.