jueves, 3 de febrero de 2011

Me gustó este fragmento y aquí lo dejo para la posteridad:

"Una conversación entre vos y yo, señora, era indispensable y urgente. Por esta razón he entrado como he podido. Espero, por consiguiente, que me perdonaréis esta grave infracción a las reglas de toda etiqueta, sea principesca, real o pontificia".

El caballero de Pardallan, dirigiéndose a Fausta Borgia.

Tomado de la novela "Los Pardaillan", de Miguel Zévaco.

No hay comentarios:

Publicar un comentario